Varane, el nuevo muro blanco

Raphaël Varane es, sin duda, uno de los nombres propios de esta temporada en la Liga BBVA. Se perfila ya como uno de los mejores centrales del mundo y tiene un futuro más que prometedor.

El joven jugador nace el 25 de abril de 1993 en Lille, al Norte de Francia. De madre francesa y padre de ascendencia martiniqueña, Varane comenzó a dar sus primeras patadas al balón a los 7 años en un club de Hellemes en Lille. Pronto fue fichado por el RC Lens, donde se formaría como jugador aproximadamente durante 10 años.

Fue durante la temporada 2010/11 cuando Zinedine Zidane, en su etapa de transición de consejero deportivo del presidente a director de fútbol del primer equipo del Real Madrid, se fijó en él y fue fichado por la directiva del club en el verano de 2011. Llegó a la ciudad como un completo desconocido y con ilusión de mejorar y convertirse en un jugador útil para las temporadas venideras. Muchos fueron los que pensaron que debió haber empezado en el filial blanco, debido a su juventud y al club de donde venía, un recién descendido de la Ligue 1 francesa, pero lo cierto es que Mourinho lo quiso a su lado en todo momento y varios jugadores de la primera plantilla hicieron referencia al gran nivel de juego del francés.

Tras su difícil pero paciente adaptación a la liga española, Varane ya ha disfrutado esta temporada de oportunidades importantes debido a la lesión del, hasta ahora, titular indiscutible en el centro de la defensa junto a Sergio Ramos, Pepe. Su gran momento hasta ahora llega en la ida de la eliminatoria de copa que cruzó al Barcelona con el Madrid, cuando ya venía jugando de titular los últimos partidos y dejando muy buenas sensaciones. Se disputó en el Bernabéu y destacó en defensa anulando claras ocasiones de Messi y Fàbregas; además marcó el gol del empate después de un córner, que dejó la eliminatoria con otro sabor de boca para un Madrid discreto en ataque. También jugó en Champions en su partido más importante en la máxima competición europea frente al Manchester United de Rooney, van Persie o Welbeck y no desentonó junto a Ramos, que forman una pareja rápida y fiable. Poco después el Madrid se volvería a enfrentar al Barcelona en la vuelta, esta vez en el Camp Nou, que no intimidó al joven jugador. Tuvo poco trabajo en defensa debido a la poca fluidez del juego del Barça pero volvió a marcar, esta vez para sentenciar el partido y la eliminatoria con el 3-0, de nuevo de cabeza y demostrando sus capacidades físicas en el salto y su habilidad en el juego aéreo. Se convirtió en la figura de esta eliminatoria y en un fijo para Mou en el ‘once’ inicial.

Fue internacional sub-18 y sub-21 con la selección francesa y ya ha sido llamado para jugar con la absoluta en más de una ocasión; después de sus actuaciones esta temporada, en Francia le colocan ya como el futuro valuarte en la defensa de la selección gala

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s