El Chelsea sigue las evoluciones de De Bruyne

Kevin De Bruyne es un centrocampista belga de corte ofensivo que juega actualmente en el Werder Bremen alemán. Viene cedido del Chelsea pese a que no haya tenido continuidad en el equipo blue. Fue fichado del KRC Genk por Abramovich en la temporada 2011-2012 y cedido la misma temporada al propio Genk. A principios de esta temporada el club decidió cederlo de nuevo, esta vez al Werder, con el visto bueno de Di Matteo. 

Este joven de 21 años se destapó como un jugador prometedor en las categorías inferiores del Genk. Una trayectoria brillante en el club le llevó a debutar con el primer equipo con tan solo 17 años en la temporada 2008-2009. El técnico del club belga confío en él para la siguiente temporada y disputó ambos partidos de la fase previa de la Europa League frente al Lille, que terminó en 6-3 global para el conjunto francés.

Años después, y tras el seguimiento de varios clubes europeos, De Bruyne cayó enfermo de mononucleosis, lo que le mantuvo lejos de los terrenos de juego más de 2 meses. Sin embargo, tras encadenar unos muy buenos meses de juego, fichó por el Chelsea en 2011 por unos 7 millones de euros, que le dejó formarse un año más en Bélgica. El siguiente año tampoco iba a jugar en el club inglés; los fichajes de Hazard y Marko Marin, jugadores de características similares a De Bruyne pero con algo más de experiencia, iban a cerrarle las puertas al jugador belga.

Las características de Kevin se resumen en una visión de juego magnífica que le permite desempeñar también funciones de medio centro. Pese a no ser un jugador especialmente veloz, puede caer a cualquiera de las dos bandas ya que es ambidiestro. No se ha destapado como goleador en ninguno de los clubes donde ha jugado, pero su vocación ofensiva es indiscutible y su calidad y potencia le respaldan.

El Chelsea sigue fijándose en este jugador para reforzar su ataque para la próxima temporada. Su cesión a un club de nivel como el Werder Bremen le ha permitido adquirir experiencia en una de las ligas de máximo nivel, y la incertidumbre de quién será el entrenador de los blues en unos meses es el principal problema para saber si el club va a contar con él para la temporada que viene. Varios rumores sobre su futuro se han ido desarrollando, sobre todo desde que se anunció que Götze no iba a seguir en el Borussia Dortmund el año que viene; Klopp busca un recambio para su estrella y se ha fijado ya en este rubio de 1,81 metros. Pero el Borussia no es el único equipo alemán donde podría recalar De Bruyne; el Chelsea lleva un tiempo fijándose en Andre Schürrle, del Bayern Leverkusen, y podrían utilizar a De Bruyne como pieza de cambio, sumando una cantidad de dinero que rondaría los 20 millones de euros.

El futuro de este joven jugador sigue en el aire, pero varios clubes se han interesado por él. El Chelsea está dispuesto a venderlo pero esperará a la decisión del nuevo técnico (si Rafa Benítez no es renovado) para poner nombre al futuro de Kevin De Bruyne. Otros jugadores jóvenes como Thibault Courtois o Romelu Lukaku, comprados en su día por Abramovich y cedidos a otros clubes, podrían no tener sitio en el Chelsea y buscarían su salida del club este verano si no adquieren un sitio que les contente en el equipo. Su rendimiento esta temporada, junto al del propio De Bruyne está siendo destacado y su caché en Europa se está disparando. Abramovich deberá hacer grandes esfuerzos si quiere retenerlos.

Alfonso G. Han

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s